Lilian, la dama de los cuarenta y ocho gatos

Tiempo de lectura: 19 minutos

Siempre me gustaron los animales. Cuando era niña me crie con ellos. En mi vida adulta me volví cada vez más sensible respecto a la condición de vulnerabilidad de los animalitos en la ciudad.

Me llamaba la atención que nosotros los humanos, cuando nos pasa algo, podemos hablar, hacernos entender. Nos quejamos ante el más mínimo dolor. Pero los animales no, y los veía desprotegidos.

Empecé a notar la presencia de gran cantidad de gatos abandonados, con hambre. Vi cómo la gente abría la puerta de sus casas para que sus perros vayan a hacer sus necesidades afuera en la mañana y los dejaban en la calle hasta la noche, arriesgando que los atropellaran o que se contagiaran de algún tipo de enfermedad.

Poco a poco empecé a traer animales a mi casa, para darles alimento y protección. Fue así que llegaron muchos gatos, de diferentes partes y bajo diferentes circunstancias. Y también acogí algunos perros, especialmente los viejos o atropellados que estaban tirados en la acera. A ellos los llevaba a la veterinaria para curarlos y después a mi casa para darles el cuidado y los medicamentos requeridos para su mejoría.

Yo soy psicóloga de profesión, paso el día a día ayudando a la gente a resolver sus problemas. El proteger a los animalitos abandonados fue para mí un llamado natural, tal vez una extensión de lo que ya hacía con los seres humanos.

Actualmente viven en mi casa cuarenta y ocho gatos y seis perros. Si hubieran sobrevivido todos los animales que he rescatado, tendría muchísimos más, pero se fueron yendo de a poco. Esta es la historia de esa convivencia, la que ya forma parte de mi vida.

Historias de vida - Lilian
En mi casa, los perros y gatos conviven en paz y armonía.

PARECE UN ASILO

Debo decir que mi casa parece un asilo, porque la mayoría de los gatos y perros que viven aquí están enfermos, viejos o recuperándose de un accidente. No se los puede dar en adopción, la gente no los quiere tener. Soy consciente de ello.

Historias de vida - Lilian
Este es Carloto, fue rescatado del techo de donde yo trabajaba, siendo todavía un bebé. Es bizco y muy huraño, no se deja tocar. No se lo pudo dar en adopción, y se quedó aquí.

A pesar de la cantidad de animales que hay acá, el lugar es muy silencioso. Todos los gatos están castrados y las gatas esterilizadas. Los machos no se pelean arriba en el techo, porque no hay ninguna gata en celo. Tampoco van a las casas vecinas para aparearse. He puesto mallas alrededor de la casa para que no pasen a otros tejados. Esa es la manera en que me manejo con el vecindario y funciona bastante bien, nunca tuve problemas con nadie.  

En esta casa vivo sola. Mis dos hijos mayores ya tienen su vida, mi hija menor a veces se queda a dormir. Dos veces a la semana viene una muchacha que me ayuda con algunos quehaceres. El resto del tiempo soy yo quien se debe ocupar de los animales: limpiar, levantar lo que ellos ensucian, vigilar su alimentación y llevarlos al veterinario cuando lo  necesitan. Es de nunca acabar. 

20190403_180049
Martín presentó un hematoma en la oreja derecha, tuvieron que operarlo tres veces, pero se quedó con la oreja atrofiada. Su conducto auditivo está en buenas condiciones. Es un gato muy cariñoso y amigable.

ESTO NO ES FÁCIL

Calculo que gasto alrededor de 2500 dólares al mes por la alimentación, los medicamentos, la atención de veterinarios y el transporte de los animales. Todo esto lo financio con los ingresos que obtengo de mi práctica profesional. Alguna vez me llegan donaciones chicas, pero nada más.

La responsabilidad que me puse encima es enorme. Cuando se tiene un hogar para animales como este, se hace muy difícil delegar el trabajo en otra persona así nomás. No puedes decir: “Toma, continúa con esto porque yo ya me cansé”. Hay muchos seres vivos que dependen ahora de mí, y tengo que seguir cuidándolos mientras pueda.

Tengo sesenta y seis años, y cada vez me cuesta más estar a cargo de tantas responsabilidades. No puedo dejar la casa sola. Para evitar la hora de tráfico, salgo muy temprano por las mañanas a mi trabajo.  A mediodía vuelvo a casa, no solo para dar de comer a los animales, sino también para cambiar las aguas y hacer curaciones a los que lo necesitan. En la tarde, otra vez salgo para atender las consultas que tengo, hasta la noche. Todo esto lo hago en transporte público, ya que no dispongo de auto propio.

Mi vida social es casi nula, no me queda tiempo para ir a tomar un café con alguien, es imposible. Y tampoco puedo salir de viaje. Mis amigas son pocas y, si pueden, son ellas las que vienen, yo no puedo ir a sus casas. Una de ellas, por ejemplo, viene los domingos desde otro distrito de la ciudad, solo a traerme comida para los animales que compra del mercado. A veces llegamos a charlar no más de media hora, porque los domingos y algunos feriados también trabajo.

ALIMENTACIÓN

Para alimentar a los cuarenta y ocho gatos utilizo cuatro kilos de comida balanceada diaria. Compro bolsas grandes, de quince kilos, que cuestan algo más de 40 dólares, incluido el transporte. Esa bolsa dura hasta cuatro días, administrándola con cuidado. La última comida se las sirvo tarde en la noche y de ahí otra vez en la madrugada, cuando me levanto.

Historias de vida - Lilian
Patricio viene de una camada de ocho gatitos que fueron abandonados en una caja en la puerta de una iglesia. Después de muchas idas y vueltas, solo él y su hermana Patricia se quedaron en mi casa, los demás fueron dados en adopción.

Ellos se alimentan a la hora que quieren. No siempre les doy comida balanceada de bolsa, a veces les hago preparados caseros de olla. Les doy pollo con arroz, o hígado de vaca con arroz y verduras. Cuando hago un caldo a mediodía, lo dejo caliente en la olla y, cuando regreso más tarde del trabajo, se los doy en sus platos.

Los gatos comen de fuentes grandes e individuales. Ahí controlo quién está comiendo. Si alguno no se arrima a la comida, es porque puede estar enfermo. Es posible que tenga una infección urinaria, que no esté defecando porque le falta fibra, o que tenga una recaída de una enfermedad crónica. De cualquier manera, a ese que no comió lo vigilo más de cerca.

Historias de vida - Lilian
Ninina tiene deformación en la columna y en las patas de atrás. Es muy amiga de otra gata que se llama Kendra, son inseparables.

Además de los gatos en mi casa, también doy de comer a otros en el vecindario. Cuando llego en la noche del trabajo, me bajo del bus y doy de comer a tres de ellos que siempre están en el mismo lugar, a un par de cuadras de aquí. Se trata de una mamá con sus dos crías. Ella ya ha parido varias veces, pero nunca deja que la toque, lo que hace imposible llevarla a esterilizar. Saco comida de mi bolso que dejo allí para que se alimenten. Siempre llevo alimento para gatos conmigo.

En cuanto a los perros, todos los que están aquí son viejos. Ellos, por falta de dientes, no pueden alimentarse con las croquetas duras de la comida balanceada. Para que puedan tragar, esas croquetas las mojo con caldo caliente o agua caliente, y agrego otros suplementos que necesitan para su edad.

Historias de vida - Lilian
Denny es una perra sumamente tierna; acoge a todos los gatos como si fuera su mamá. Ellos se acuestan a su alrededor y, como es muy peluda y grandota, en invierno les da calor.

VETERINARIA

Cuando rescato a un animal, no puedo traerlo directamente de la calle. Lo llevo a la clínica veterinaria para que le hagan todos los análisis, que pueden durar dos a tres días y que cuestan desde 70 dólares, siempre y cuando se trate de un animal relativamente sano. Si llega a ser un animal atropellado, cuesta por encima de 400 dólares, ya que se le realizan varias radiografías para ver la columna, la cadera, las patas de adelante y las de atrás. También se le hacen ecografías para ver si no hay daños internos, además de los análisis de laboratorio.

Historias de vida - Lilian
Este se llama Hijo, era el perro guardián de una empresa ubicada en las cercanías de mi anterior casa. Fue atropellado, su mandíbula inferior se quebró y perdió todos los dientes delanteros. Sus dueños nunca se hicieron cargo de él, así que yo me ocupé de su recuperación. Es un perro algo gruñón, nadie le quita su lugar para dormir.

Algunas veces el animal debe quedar internado en la veterinaria. La internación cuesta alrededor de 20 dólares por día, o menos si te conocen. Cuando los animales están enfermos, por lo general no quieren saber nada de croquetas secas porque necesitan sentir olores más fuertes. Entonces, yo les preparo en mi casa algo de comer y se los llevo a la clínica.

Historias de vida - Lilian
Esta gatita se llama Nena, hace muchos años que vive con nosotros. Tiene un problema de calicivirus, que es un virus que ataca a los gatos. Ha tenido varios problemas de salud, como sarna y hongos. Se le cayeron todos los dientes, solo tiene las encías.

Uno de los casos que me costó mucho sacar adelante, por ejemplo, fue el de Muñeca, una gatita abandonada que recogí cuando tenía solo dos meses de vida. La llevé al especialista quien, luego de realizados los análisis, le diagnosticó leucemia. Le hicimos un tratamiento, aunque no pensábamos que iba a sanar.

Fui todos los días con ella a la veterinaria, durante varias semanas. Y sobrevivió, ahora tiene dos años. A ella no se la pudo esterilizar porque sus valores en sangre no permitían que entre a operación, y nunca se puso en celo porque sus hormonas no funcionan bien.

20190403_172802
Esta es Muñeca, sobreviviente de leucemia.

MOMENTOS FELICES

Uno de los momentos más felices que tengo es cuando llego en la noche y mis gatos vienen a recibirme, alborotados. Saludo a los que están cerca de la puerta y, a medida que voy entrando, sigo hablando con los que veo en el patio. Llego a mi cuarto, me cambio de ropa  –porque hay que tener ropa de batalla aquí– y sigo compartiendo con quienes me siguieron.

Son espacios de comunicación que tenemos, de caricias, de alegría. Ellos vienen y se pasan por mi pierna, limpiando la energía negativa que traigo de la calle.

Una de las gatas que era más apegada a mí se llamaba Mumi. Siempre tuvo problemas de salud, era muy enfermiza. Fue mi gran compañera, por muchos años. Cuando yo llegaba a casa y ella veía que yo ya estaba cambiada, pedía permiso para subirse sobre mi hombro. Podía andar media hora o una hora ahí acomodada. Así se quedaba, alrededor de mi cuello, mientras yo hacía las cosas de la casa.

Historias de vida - Lilian
Mumi en sus últimos días de vida. Cuando yo llegaba a casa, ella se subía sobre mi hombro.

Mumi siempre tuvo un problema de defensas bajas, desde el día que fue rescatada. Varias veces la llevamos a la veterinaria, y salía de sus crisis. Pero llegó un día de esos en que se enfermó, y no se la pudo salvar. Ella ya no está conmigo físicamente, pero está en mi corazón. La amo profundamente.

LA EUTANASIA HUMANITARIA

Me acuerdo de muchos animales que he tenido que poner a dormir por una cuestión de humanidad. No se los podía dejar sufrir. Das todo lo que tienes, pones tu tiempo, gastas en atención médica, pero a veces ya no hay nada que hacer. Son momentos tristes.

Muchos de ellos ya llegan aquí con un problema de hígado o de riñones por todo lo que han comido. Estos son animales de la calle que se alimentaron con basura, con grasa, han pasado hambre, desnutrición. Sus defensas están bajísimas y agarran cualquier enfermedad. 

Me acuerdo especialmente de una perrita que se llamaba Flofy. Ella estuvo casi un mes con nosotros. Cada mañana la llevábamos a la veterinaria a recibir tratamiento, no la quisimos dejar internada. Llegó un día en que ya no se podía levantar, su insuficiencia renal estaba avanzada, se hacía pis encima y ya no nos escuchaba. Tuvimos que hacerla dormir. 

Con los gatos también pasa lo mismo. Hace unos veinte días tuvimos que hacer dormir a una gatita que era preciosa, se veía saludable. Un día apareció con un bulto en la barriga y a los dos días apareció otro bulto más. El análisis de laboratorio dio como resultado que tenía un tipo de cáncer en uno de sus órganos internos, y que ya había hecho metástasis a otras partes de su cuerpo. Ella ya tenía problemas respiratorios.  

En la eutanasia humanitaria, ellos se van sin darse cuenta porque se quedan dormidos, no hay ahogos, no hay nada. Eso he tenido que hacer con animales viejos o accidentados, atropellados. Algunos presentaban hemorragia interna y los huesos rotos. Por más que tú quieras, nada puedes hacer. No queda otra alternativa que hacerlos dormir, obviamente con un veterinario capacitado.

Historias de vida - Lilian
Este gatito fue rescatado de una veterinaria, donde sus anteriores dueños lo dejaron para que lo castren y nunca lo recogieron. Parece que tuvo un accidente antes, porque cada tanto tiene un comportamiento inusual y hay que medicarlo.

LAS PERSONAS QUE CUIDAN ANIMALES

Creo que las personas que cuidan animales tienen una sensibilidad más desarrollada,  una luz y un amor interior en ellas. Siempre están dejando algo de sí mismas para dar a sus animales. Generalmente, este tipo de personas no son económicamente pudientes, sino es gente que simplemente sobrevive con sus ingresos.

LA MISIÓN ESPIRITUAL DE PERROS Y GATOS

Los gatos son maravillosos. Cuando frotan su cuerpo y se ponen cariñosos, están limpiando la energía negativa que a veces nosotros traemos de la calle, del trabajo, de un inconveniente que tuvimos con alguien. Todos los gatos tienen la misma potestad de hacerlo.

Para dar un ejemplo cuento lo que me pasó la semana pasada. Llegué a casa al mediodía  de uno de mis trabajos y me sentía muy mal. Me acosté para tomar una siesta. Mi hija estaba acá, así que ella se encargó de los animales. Yo tenía un decaimiento general, me dolía mucho la cabeza y el estómago.

Tengo una gata que se llama Orri, es muy arisca, fue rescatada de una estación de servicios hace ya muchos años. Ella tenía una herida muy grande infectada en una pata y se ve que, producto de todas las curaciones, quedó un poco resentida con los humanos. Entonces, es una gata que toma distancia.

Lo extraño fue que, ese día en que yo me sentía tan mal, ella se subió a la cama. Yo estaba recostada para dormirme, solo quería cerrar los ojos y descansar. La gata estuvo un buen tiempo pasando y pasando su cuerpo por el mío, por mis brazos, mis piernas, lo cual nunca acostumbraba a hacer. Ese día me dormí hasta las cinco de la tarde. Cuando desperté, estaba mucho mejor.

Creo firmemente que los gatos absorben las malas vibras. La misión espiritual de los perros y los gatos es de proteger el ambiente y a los seres humanos.

Historias de vida - Lilian
Ella es Kendra, una hermosa gata que apareció fuera de mi casa. Es amiga inseparable de Ninina. Donde está una, está la otra. Duermen juntas, comen juntas, se acompañan siempre.

TENENCIA RESPONSABLE DE ANIMALES

Debemos tener conciencia de que los animales sienten el dolor de la misma manera que nosotros los humanos, y que ellos también necesitan cariño. Los gatos y los perros por lo general no lloran, tienen un umbral muy alto de dolor. Pero cuando lo hacen, es porque están muy lastimados, porque no aguantan más.

Debemos acordarnos que el animal es un ser vivo, que tiene hambre, que siente frío o que siente calor, que no puede estar amarrado todo el tiempo. El dueño tiene que ocuparse de él, vacunarlo si lo quiere tener sano y, en el caso de los gatos, esterilizarlos para que no se reproduzcan. Si se enferman, deben llevarlos a la veterinaria y hacer sus curaciones cuando se necesita.

EL FUTURO DE ESTE HOGAR

En esta casa tengo una regla clara: ya no puede entrar un animal más. ¿Por qué? Por algo lógico. Con mi edad, no sé hasta cuándo voy a tener la fuerza para cobijar y proteger a estos animalitos, no tengo la vida comprada.

La idea es que ellos se vayan muriendo naturalmente, cuando tenga que suceder. Es una forma natural de resolver esta situación. Ya no puedo rescatar ni acoger a otro más, no sería lógico ni responsable.

20190403_161816
Roque es uno de los gatos más sociables que tenemos aquí. Cuando llega un gato nuevo a la casa, él le da la bienvenida, lo acicala y se pone a su lado, como diciéndole que está aceptado. Se lleva bien con perros y con humanos también.

ME SIENTO MUY FELIZ

Me siento muy libre y contenta con la ayuda que estoy haciendo a los animales. Hay personas que dirán: “¡Pero qué loca, dice que es feliz y mira cómo vive…!”. Pero sí, soy feliz. A veces estoy preocupada por las responsabilidades, por el tiempo y el dinero que se necesita para mantener este hogar. Mi preocupación es esta, no tengo otra.

Podría haber tenido hace rato un auto en la puerta y una casa propia. Sin embargo, me transporto en buses y vivo en alquiler. No tengo ninguna propiedad. Por cuidar animales he sacrificado mi bienestar económico. Si me preguntan si estoy arrepentida de eso digo que no, más allá de todo lo que me ha costado. Entiendo que podría estar de otra manera, pero es la decisión que tomé y la asumo como tal.

20190403_162836
Este es mi cuarto. Encima de la cama está Celeste, a quien rescatamos de la calle con su hermanito en plena lluvia, hace ya quince años. Tiene sus defensas bajas, sufre de calicivirus y está medicada. Casi no tiene dientes. Su hermano murió hace dos años.

No estoy aislada del mundo. Sigo ejerciendo mi profesión como psicóloga, lo cual me da para vivir. Soy vegetariana, tengo algunos achaques de la edad que no me traen grandes problemas. Me manejo bien, soy independiente económicamente y, en general, estoy sana.

Todos los días hago quince minutos de meditación, que me conecta con lo divino, con lo supremo. Esos minutos de conexión me ayudan a estar más firme en lo que hago, para aumentar mi fe, para estar bien. 

Con el correr del tiempo, ya no das la misma importancia a algunas cosas mundanas que cuando eras más joven. Te haces más espiritual y tratas de ser mejor persona. Valoras el amor a los animales, el amor a servir, sin ninguna duda.

Historias de vida - Lilian
Este gatito no tiene nombre todavía. Él y sus dos hermanitos estaban botados en una plaza cerca de mi casa y los tuve que traer, como una excepción. Los tres serán dados en adopción.

*****

Notas del editor:

Esta historia se basa en entrevistas y posteriores revisiones con Lilian el año 2019. La redacción y edición son de Marcos Grisi Reyes Ortiz.

Si deseas comunicarte con Lilian, escribe a su correo electrónico lilian.refugiodegatos@gmail.com

La segunda parte de este relato contiene las historias de varios de los gatos. Por favor sigue este enlace si deseas leerlo. 

*****

¿Te gustó la historia? ¡Deja un comentario a continuación!

Suscríbete aquí para recibir nuestro boletín de noticias.

El contenido también está disponible en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y LinkedIn.

*****

Escrito por

Cada historia que escucho es como si fuera mi propia historia. Y en cierta forma, es la tuya también. Al leerlas, espero que lo sientas así.

57 comentarios en “Lilian, la dama de los cuarenta y ocho gatos

  1. Tengo siempre una idea positiva de todas las personas q le prestan una atención y cariño a los animales, en el mundo en q vivimos la gente está más preocupada en sus cosas, en sus intereses, su vida, etc; no es facil encontrar gente q ame a lps animales incondicionalmente, le aseguro q con su cariño y generosidad se ha abierto un espacio en la vida futura.

  2. Lloré de principio a fín. Ya mismo contacto a la maravillosa señora Lilian para ayudar.
    Muchas gracias por el artículo.

  3. Lilian muy agradecida de tu amor por estos nuestroa hermanitos de 4 patas. Creo edtas nobles criaturitas, tanto gatos como perros son guardianes de nuestra vida espiritual y fisica respectivamente. El sufrimientio de estas criaturas y cualquier ser vivo me causa dolor y triteza. He llegado a tener 17 gatos. No he podido rescatar más por limitaciones de espacio y economicas, con el tiempo me fiui quedando con varios gatitos que no fueron adoptados por ser negros, la gente tiene la creencia de que dan mala suerte. Actualmente mi situacion económica se ha complicado porque yo soy asesora comercial en exportaciones y a nivel mundial la compresion economica recien llegó a mi país y hace poco mas dex3 años me ha afectafo mucho. Actualmente he consrguido trabajo como ayudante de soldador y eventualmente hagi tramites de mi area profesional
    Gracias Lilian por tanto dar a estos seres maravillosos, sin duda tu también eres un ser de luz Bendiciones.

  4. Mujer hermosa de alma….YA TE AMO SI HABERTE VISTO, PERO SIENTO QUE TE CONOZCO DE SIEMPRE…..millones de gracias por tanto amor a los seres VIVOS….😺🐈🐕🐩

  5. Me emociona poder sentir el amor que tienes por los animalitos, puedo entender y comprender el dia a dia que vives pues hace 8 años que voy acogiendo en casa a 13 gatos y 3 perros, otros gatos y perros que tambien Dios a puesto en mi camino, hay gente que solo sabe criticar y con gran facilidad juzga pero es indiferente al abandono y aufrimiento de los animalitos, te confiezo que soy feliz porque a traves de sus miradas de sus caricias, saco fuerzas y sigo adelante, Dios bendiga tu obra y te cuide, y tambien a ellos, que tu vida sea tambien la inspiracion para que otras personas den el paso para ayudar a estos seres que son angeles en nuestras vidas, confiemos Dios proverá

  6. Dios la bendiga siempre señora lili y le de muchos años más de vida mas que todo bendiga su trabajo,y que siga con todo sus animalitos aveces no importa lo que diga la gente si no importa lo bueno que uno está asiendo x los demás numka cambie señora siga así y algún día Dios le recompensará el doble🤩🤩😘😘

  7. Dios te bendiga hoy y siempre por este apego a los animales, realmente el cariño amor y la atención prestada a ellos es algo maravilloso digno de una persona de un gran corazón y espíritu noble … Gracias miles por esta actitud usted es un ángel

  8. Siempre es muy satisfactorio ver todo lo que podemos hacer por seres vivos inocentes que lo unico que piden es amor,yo tengo 5 gatitas y soy muy feliz,e igual cuando ando en la calle y veo a muchos perritos les doy de comer y siempre cargo botellas de agua para llenar sus recipientes y no les de sed.
    Y efectivamente todos esos peluditos son muy agradecidos,ya que en cuanto me ven llegar me rodean porque saben que ya van a comer y es una satisfaccion muy personal y me encanta hacerlo!!!

  9. Qué Dios te Bendiga Lilian, eres un Ángel. Yo tengo 7 Gatitos y los llamo Gathijos, porque eso son para mi 4 de ellos están dentro de la casa y los otros tres afuera en el patio, pero les doy de beber y comer y mucho amor. Te admiro mucho. Cuándo veo a gatitos o perritos en la calle los llevo con mi primo que es Veterinario, para que los cure si es que están enfermos o fueron atropellados, y los da en adopción. Te amo con todo mi ❤️.

  10. Pues la verdad me quedé maravillada con esta historia, doy mis mas sinceras felicitaciones a esta bella señora que tiene un gran corazón por los animalitos abandonados y enfermos, creo que tdos podemos aprender de este ejemplo de amor vcompasión por los animales y ser conscientes de que ellos (aunque no pueden hablar como lo hacemos los humanos, ellos también son seres vivos que sienten dolor, hambre, calor y necesitan amor y un hogar….
    Gracias por ser compasiva con ellos….

  11. ¡toda mi admiración para esta gran señora!
    Tengo una vecinita que hace lo mismo, solo que los gatitos andan en el jardín de la unidad y ella, ahí les da de comer, pero no falta alguna persona maldosa que los quiera lastimar!

  12. Muy bonita labor yo también tengo en casa por el momento son 25 pero e llegado a tener 30 todos rescatados anoche llegó otra gatita y aunque avía dicho que ya no hiba a adoptar más no tengo el corazón para dejarlo en la calle asu suerte mí esposo dice que soy la loca de la película escuela para vagabundos cada que veo un gatito abandonado lo adoptó y también mis hijos aman a los animalitos la que apenas recibí anoche es hembra y ya tengo 5 gatita para operar las ventas están muy bajas pero primero Dios va a salir para su esterilización

  13. Cada quien tiene su oro ,ese es el suyo y el de más gente que incluyendome ya que sentir ese amor por los animales no toda la gente lo entiende yo sólo tengo 2 gathijas y 3 perrhijas y una tortuhija nada que ver con las dimenciones de esta gran señora,pero el amor que les profeso a mis nenas me identifica con ella un abrazo muy fuerte a distancia y que Dios le de Salud y bendiciones por mucho tiempo más !!

  14. Para tener una vida como ella,dedicada absolutamente a cuidar animalitos, se debe tener un corazón inmenso, mucha paciencia y tiempo disponible . Yo siendo veterinaria , sólo tengo un perro, eso sí que muy regalon. Duerme dentro de casa, en nuestro dormitorio y come mejor que nosotros.

  15. Hermosa labor. Los animalitos son
    los mejores amigos del hombre. Bendiciones mis respetos

  16. Que linda labor proteger, los animalitos y darles un hogar Dios le dé mucha salud para que pueda continuar

  17. Qué bonita tu historia señora mi esposo y yo también atendemos 5 gatitos los queremos mucho Dios te bendiga por tan bella labor

  18. Hermosa historia la protagonizada por Lilian y sus mascotas, todas bellas. Sueño con el día en que ningun animalito sufra absolutamente de nada, y mucho menos por causa de los humanos(nada parecidos a esta hermosa mujer). En verdad considero que todos debemos prestarle ayuda a ella y a todos estos hermanos menores. Dios los guarde.

  19. que hermosa dios la bendiga y le de muchisiisiimmoosss año de vida que se multipliquen personas como nosotras yo rescate a un gatico que unos santeros le sacaron los ojos para hace rituales ella la adoro es mi consentidaa

  20. La admiro. Yo también siento gran afecto por los animales en la calle y le doy comida y cariño a tres gatitos de la calle. Es muy difícil hacer más por ellos en mi país, pero cuidar dos o tres me hace feliz y elloa se muestran agradecidos por ello. Dios la bendiga, Lilian. 😆

  21. Bellísima historia… Puro amor y admiración por ella… Amo los animales… Y se q ellos son ángeles q nos ayudan a sobrellevar muchas cosas… Gracias por lo q haces lilian…

  22. Hermoso yo también cuido y protejo Ellos son unicos siempre e tenido muchos Gatos y Perros

  23. Que hermosa historia ..yo tuve 15 gatitos y los Di en adopción con seguimiento claro así veo como van creciend.o y viviendo sólo nos quedamos con 6 pero uno se nos fue y me partió el corazón xq los crió de bebé Ojalá haya mucha gente que amén a los felinos ellos son re tiernos

  24. Me encantó leer todo lo referente a esta señora que cuida tan bien a sus gatitos y perritos.
    Excelente persona!!!!

  25. Muchas bendiciones x lo q hace cuidando a esos animalitos , ojala hubiera mas personas como ud. Con buen corazon.gracias x cuidarlos.abrazo fuerte.

  26. Conozco casos similares yo tengo 5 gatos y tres perros en este momento y tampoco hay reposición por la edad teniamos mas. Y siento y piensi como Ella se pierden cosas y se ganan otras.son familia yo los amo

  27. Noto una persona con mucha Paz,sin nervios,es lo que dan los animales,ellos son nuestra compañía,mas que los hijos.Los hijos crecen se van y se olvidan.mis perritos son como dice la señora los que se ponen contentos con Vernos..le envío mis saludos a la sra y a su familia peludita.

  28. Bravo!! Ojala hubiesen mas personas como ella, la admiro profundamente, Dios la bendiga!!

  29. Maravillosa persona. Muy empática. Dios te bendiga!!! Larga vida. Gracias. NAMASTÉ

  30. También soy una de las personas que ama mucho a estos seres que sólo nos dan amor y cariño. Admiro mucho a esta Sra y que Dios la bendiga y le de fuerzas para seguir adelante

  31. Lilian es una mujer admirable y tiene la dicha de estar acompañada por los seres más fieles y agradecidos del planeta. Mi admiración para Lilian y que siempre esté rodeada junto a sus animalitos de mucha energía positiva.

  32. La entiendo totalmente. Yo no tengo los medios para hacerlo. Tengo 3gatos en este momento ymañana recibo a otro y doy de comer a callejeros y es verdad lo que dice que los que hacen esto no es gente adinerada. Que Dios la bendiga

  33. Que distinto seria el mundo con gente como Lilian! DIOS TE BENDIGA Y PROTEJA SIEMPRE! Me encanto leer tu historia,conocer algunos de tus bebitos.LOS GATOS Y PERROS SON LO MAS HERMOSO Y CARIÑOSOS DEL MUNDO! Amo a todos los animales y sufro por todo el maltrato y abandono.Yo ahora tengo dos perritas y tres gatitos,el bb de 6 meses y medio es machito.Una de mis perras que la rescate con sarna,hace 3 dias le mordio la patita de adelante y la colita,ayer lo operaon le amputaron la manito izq.Esta bien estoy esperando que me lo traigan.MI SUEÑO SIEMPRE FUE TENER UN REFUGIO PARA GATOS Y PERROS! No pude cumplir mi sueño,ya voy a cumplir 59 años y soy grande.OJALA TODOS LOS SERES HUMANOS FUERAN UN POCO CONSIENTE Y TUVIERAN DOS O TRES ANIMALITOS POR HOGAR HUBIERAN MENOS EN LA CALLE PASANDO HAMBRE,FRIO,SED,CALOR,MIEDO ,DOLOR ECT. LILIAN Dios te bendiga y mil gracias por todo lo que haces dia tras dia…GRAN EJEMPLO DE VIDA LA MUJER DE LOS 48 GATOS!!!

  34. Dios la bendiga, por la noble labor que realiza, un trabajo arduo y lleno de amor. Diosito le de muchos años más de vida y salud.

  35. –Admirable su obra , ,tengo 82 años y me gustaria vivir cerca de su casa para ayudarla; tengo tres perros y hace poco se me murió el gato
    Un sajudo

  36. Gracias por tanto amor a estos inocentes que ßolo entregan amor, yo siempre tuve gatos y los amooooo son mi compañia incondicional, desde Uruguay🇺🇾,Marta😃

Deja un comentario